Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18

Notice: Undefined variable: element_animowany_zdjecie in /home/server136882/ftp/salus-controls-es/public_html/wp-content/themes/salus/index.php on line 18
|_|La percepción de la temperatura es un asunto muy individual. Por eso para una persona puede hacer demasiado frío y para otra demasiado calor, incluso si permanecen exactamente en las mismas condiciones.;;https://salus-controls.es/2022/04/07/control-inteligente-de-la-calefaccion-y-el-aire-acondicionado-en-casa/;;Control inteligente de la calefacción y el aire acondicionado en casa;;

Los europeos dan cada vez una mayor importancia a la comodidad térmica. Por ese motivo ganan popularidad los aires acondicionados destinados para casas y apartamentos y los modernos sistemas de calefacción. También disfrutan de un gran interés los sistemas inteligentes, que ayudan a conseguir la temperatura deseada en un determinado momento y, al mismo tiempo, a ahorrar energía.

Smart Home: control inteligente de la temperatura

La percepción de la temperatura es un asunto muy individual. Por eso para una persona puede hacer demasiado frío y para otra demasiado calor, incluso si permanecen exactamente en las mismas condiciones. La temperatura óptima para nosotros en un determinado momento depende también de las actividades que realicemos. En casa normalmente la regulamos en función de la habitación y de la hora del día. Por supuesto, los ajustes de los dispositivos de calefacción o aire acondicionado pueden controlarse manualmente, pero la domótica inteligente es claramente una solución mucho más eficiente.

¿En qué consiste el control inteligente de la calefacción y el aire acondicionado? En una adaptación automática de las condiciones a los requisitos concretos del usuario. ¿Te interesa que por la mañana, cuando te preparas para el trabajo, haga en el baño un agradable calor? ¿O puede que quieras ahorrar energía cuando no estás en casa? Todo esto es posible gracias a los sistemas inteligentes de control. Basta con seleccionar los ajustes adecuados y Smart Home se encargará de que la temperatura en el interior siempre sea ideal. Al invertir en una automática avanzada de este tipo puedes controlar independientemente cada una de las habitaciones, utilizando al mismo tiempo un programador temporal.

¿Por qué está formada la automática inteligente para el control de la calefacción y el aire acondicionado?

Los sistemas Smart Home para el control de la calefacción y el aire acondicionado ofrecen una increíble funcionalidad y, además, no son nada complicados. Desde el punto de vista del usuario el elemento más importante de esta instalación es el termostato (regulador de temperatura). En la serie SALUS Smart Home encontrarás principalmente dispositivos que permiten un control remoto: a través de una aplicación móvil. Además, los programadores inteligentes permiten crear horarios propios de regulación de la temperatura para las habitaciones seleccionadas.

También son muy importantes en este sistema los sensores de temperatura, que leen los datos del entorno, enviando a la centralita una señal sobre la necesidad de enfriar o calentar el aire en la habitación según los ajustes del usuario. Normalmente estos sensores monitorizan la temperatura y a veces también la humedad. Aún más, el sistema puede combinarse, por ejemplo, con sensores de presencia: gracias a esto la temperatura baja automáticamente cuando no haya nadie en la casa/habitación de hotel, lo que ayuda a reducir las facturas.

Todos estos elementos están integrados en la automática inteligente con las correspondientes instalaciones y dispositivos (calefacción, aire acondicionado). Del control son responsables avanzados sistemas informáticos.

Sistemas inteligentes para calefacción y aire acondicionado: ¿por qué merecen la pena?

La calefacción y el aire acondicionado inteligentes son ante todo comodidad. Gracias a este sistema te olvidarás de los problemas de una temperatura demasiado alta o demasiado baja en los interiores. Sin embargo, también son:

Gracias a los sistemas Smart Home tu casa siempre puede darte la bienvenida con una temperatura ideal, independientemente de las condiciones en el exterior. Es una manera incomparable de conseguir comodidad, que al mismo tiempo ayudará a reducir los gastos de calefacción y aire acondicionado.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/04/smart-home-3574541_960_72011.jpg|_|Nuestras nuevas cajas de conexiones para suelo radiante tienen unos precios muy accesibles y al mismo tiempo resuelven muchos problemas de instalación.;;https://salus-controls.es/2022/04/07/novedad-cb500-y-cb500x-cajas-de-conexiones-por-cable-para-suelo-radiante/;;¡NOVEDAD! CB500 y CB500X: cajas de conexiones por cable para suelo radiante;;

Al suelo radiante no hace falta elogiarlo. Sus ventajas son: una distribución uniforme de temperaturas, un suministro prolongado de calor, un aspecto estético, un aire más limpio y más sano en las habitaciones. El correcto control del suelo radiante es la forma de mantener la comodidad térmica en el edificio. Sin embargo, para regular bien este tipo de calefacción hay que invertir en unas buenas cajas de conexiones para suelo radiante. Un controlador adecuado es condición para un funcionamiento eficiente de la calefacción. Es esencial que el sistema sea fiable y esté disponible a un buen precio. Nuestras novedades son dispositivos que cumplen estos criterios: las cajas de conexiones CB500 y CB500X.

También tenemos en nuestra gama de productos otras cajas de conexiones (por ejemplo, en una variante inalámbrica), que regulan con precisión el funcionamiento de la calefacción superficial. Sin embargo, CB500 CB500X han sido diseñadas para facilitar al máximo el trabajo a los instaladores durante el montaje.

CB500 y CB500X: mejoras en la instalación

Nuestras nuevas cajas de conexiones para suelo radiante tienen unos precios muy accesibles y al mismo tiempo resuelven muchos problemas de instalación. Ante todo, son dispositivos compactos y delgados, gracias a lo cual es posible montarlos prácticamente en cualquier armario de distribución. Desaparece el problema de la colocación de módulos adicionales, ya que la conexión de las cajas puede llevarse a cabo con su propio cable, lo que permite cualquier distribución.

Poner y quitar la tapa no supone problema alguno, gracias a los cómodos cierres. No hay posibilidad de que durante esta acción se caigan y se pierdan pequeños tornillos. La instalación de los cables es sencilla: no requiere una preparación previa (por ejemplo, estañado) y su distribución en la caja de conexiones está adaptada a su grosor. Así, los cables más delgados de los actuadores se colocan arriba y los cables más gruesos de los controladores abajo. Esta distribución aporta orden y elimina los enredos. No es necesario desmontar ninguna pieza de la caja de conexiones para colocar los cables. Tras quitar la tapa todo es visible, hay acceso a todos los elementos. Gracias a los prácticos bornes de conexión el montaje del cableado no requiere un destornillador especial. El nuevo tipo de bornes permite hacerlo con cualquier herramienta. Los cables de los termostatos, independientemente de su grosor, pueden  protegerse fácilmente frente a su arrancamiento, colocándolos en una regleta especial. Incluso su sujeción es práctica. El instalador puede situar la caja de conexiones en una mesa o en el suelo, colocar los cables y montar el dispositivo en el armario (buen acceso a los orificios de montaje).

¡Cajas de conexiones para suelo radiante de diez! Características de CB500 y CB500X

Más cosas que debes saber sobre las últimas cajas de conexiones de la marca SALUS Controls:

  1. Controlan 5 zonas de calefacción independientes (a una caja  pueden conectarse 5 controladores). Es un número estándar para un distribuidor. Las cajas pueden unirse hasta 15 zonas (colaboración de CB500 con CB500X en una combinación: 1 x CB500 + 2 x CB500X). La impresión en color facilita la conexión de los cables.
  2. Tienen 20 salidas para la conexión de actuadores. Algo importante, se ha empleado aquí un división del control de los actuadores distinto al de sus predecesores. En los modelos anteriores un termostato controlaba 4 actuadores. En CB500 y CB500X la división está mejor adaptada a las necesidades del edificio, por ejemplo, un termostato puede manejar 6 actuadores (habitación más grande), otro 2 actuadores (habitación más pequeña) y los demás termostatos 4 actuadores.
  3. El dispositivo tiene un fusible integrado. CB500X (caja sin módulo) es también un dispositivo que funciona de manera independiente y no solo una ampliación de la caja principal. Al funcionar como ampliación CB500X no necesita alimentación adicional: hay que conectarlo directamente a CB500.
  4. Las cajas pueden montarse en un raíl DIN.

CB500: ¿qué debes saber sobre el módulo de control ampliado?

  1. La entrada para la caldera permite encender el dispositivo de calefacción cuando cualquier controlador emita una señal de necesidad de calor o apagar la caldera cuando todos los controladores dejan de notificar tal necesidad. Tiene una función de retraso de tres minutos del encendido de la caldera, que da tiempo a la instalación para prepararse para el funcionamiento (por ejemplo, los actuadores tienen tiempo de abrirse). También se puede seleccionar un tiempo de retardo del apagado de la caldera (de 0 a 15 minutos). Esto es útil cuando los termostatos no terminan el calentamiento al mismo tiempo. Unas funciones similares tiene la salida adicional para la fuente de calefacción o refrigeración.
  2. El relé de la caldera tiene contactos sin tensión. El control adicional de una bomba de calor o un dispositivo de refrigeración también tiene lugar a través de un relé sin tensión.
  3. El cambio de modo calentamiento/enfriamiento tienen lugar desde la caja y en cualquier controlador. La caja tiene una entrada para conectar un sensor de punto de rocío.
  4. La salida de control de la bomba tiene tensión (230V), lo que facilita la instalación. La bomba puede conectarse directamente a la caja de control, sin puentes adicionales.
  5. La bomba se enciende y se apaga con un retardo de tres minutos, para dar tiempo a la instalación a prepararse para el funcionamiento.

Cajas de control CB500 (con módulo) y CB500X (sin módulo): ¿cuál elegir?

Hablando de la forma más sencilla posible: las cajas de control las elige el usuario que quiere tener en su casa un control por zonas, es decir, mantener en cada habitación una temperatura adaptada a su función o a la hora del día. Si no es necesario controlar una bomba de calor o una caldera, sino solamente los actuadores del circuito de calefacción propio (por ejemplo, calefacción urbana), entonces es suficiente con CB500X. Sin embargo, si en el edificio es necesario controlar una fuente de calor adicional entonces se debe elegir la caja CB500.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/04/slaider-2-21.png|_|La bomba de calor no solo es un dispositivo de calefacción ecológico, sino también económico.;;https://salus-controls.es/2022/04/07/cuanta-corriente-consume-una-bomba-de-calor/;;¿Cuánta corriente consume una bomba de calor?;;

La bomba de calor no solo es un dispositivo de calefacción ecológico, sino también económico. Gracias al empleo de fuentes de energía renovable es considerablemente más eficiente que las tradicionales calderas o estufas. A muchos inversores les desanima su alto coste de montaje, pero hay que recordar que la bomba de calor garantiza un gran ahorro. Descubre cuánta corriente consume y cuánto se puede ganar gracias a esto.

¿Cómo funciona una bomba de calor?

Merece la pena aclarar para empezar por qué una bomba de calor es el dispositivo de calefacción con una mayor eficiencia energética. Funciona según un principio similar al de un frigorífico, solo que a la inversa. Gracias a un intercambiador de calor toma la energía térmica natural del entorno y la transmite al sistema de calefacción del edificio. La denominada fuente inferior (de la que se toma el calor) puede ser el aire, el suelo o el agua. Las bombas de calor modernas son muy eficientes y funcionan incluso con temperaturas negativas en el exterior. Gracias a esto permiten ahorrar bastante a la hora de conseguir energía térmica. Tan solo necesitan una pequeña cantidad de energía eléctrica para funcionar. ¿Cuánta consumen y con qué eficiencia producen calor? Eso depende de su tipo y de los parámetros individuales del dispositivo.

COP y SCOP: eficiencia de la bomba de calor

Las bombas de calor se caracterizan por una gran eficiencia energética. Esto lo indican los coeficientes COP y SCOP. COP indica la relación entre la cantidad de energía térmica suministrada y la energía eléctrica consumida en un determinado momento. En las bombas de calor actualmente disponibles en el mercado oscila entre 3,5 y 5,5. Esto significa que al consumir 1 kWh de energía eléctrica la bomba de calor suministra entre 3,5 y 5,5 kWh de energía térmica. Cuanto más alto sea el coeficiente COP menos energía consume la bomba para suministrar una determinada cantidad de calor.

Comprobar el valor del coeficiente COP es la manera más sencilla de comparar los parámetros de diferentes bombas de calor. Sin embargo, no es suficiente para determinar cuánto costará calentar un edificio (por ejemplo, una casa) utilizándola. Esto requiere conocer el valor del coeficiente SCOP, que indica la eficiencia media anual de una bomba de calor. Gracias a él se puede determinar la cantidad de energía concreta suministrada al edificio en relación con la energía eléctrica consumida a escala anual. El valor de este coeficiente puede estimarse, para lo que son útiles las calculadoras online. Depende, entre otros factores, de la temperatura programada en las habitaciones, la forma de utilización del calor de la bomba y la fuente inferior de calor. Gracias al coeficiente SCOP es posible determinar de forma considerablemente más precisa la cantidad de energía consumida por la bomba de calor a escala anual.

¿Cuánta corriente consume una bomba de calor?

La cantidad de corriente que consume una bomba de calor durante su funcionamiento puede calcularse si conocemos su coeficiente SCOP y la demanda de calor del edificio (calefacción de habitaciones y/o agua caliente sanitaria). Basta con dividir esta demanda entre el valor del coeficiente SCOP. Para conocer los costes orientativos de la calefacción empleando una bomba de calor es suficiente con multiplicar el resultado obtenido por el precio de 1 kWh de energía.

En un hogar típico una bomba de calor puede consumir a lo largo del año unos 2000-3000 kWh de energía por cada 100 m2. Este es, por supuesto, un valor promedio, previsto únicamente para fines de calefacción central. Si la bomba de calor también debe ayudar a preparar el ACS entonces requerirá en promedio unos 1000 kWh más de energía. Esto no es mucho en comparación con una caldera eléctrica. Además, la bomba de calor se caracteriza por unos costes de utilización inferiores a los de todos los demás dispositivos de calefacción.

¿Cómo reducir el coste de la calefacción mediante una bomba de calor?

Para que la bomba de calor sea lo más económica de mantener merece la pena recordar varios principios. Ante todo, esta forma de calefacción es más efectiva y rentable en edificios energéticamente eficientes y bien aislados. Además, puede tener importancia el tipo de sistema de calefacción (son mejores las soluciones de baja temperatura: suelo radiante, radiadores) y de ventilación (es preferible la ventilación mecánica con recuperación de calor). También merece la pena recordar una elección adecuada del dispositivo desde el punto de vista de la demanda de calor y las expectativas de los usuarios.

La mejor idea para reducir los costes de calefacción es montar tanto una bomba de calor como paneles fotovoltaicos. De esta forma los paneles suministran la corriente necesaria para el funcionamiento de la bomba. ¡Como resultado la calefacción es gratuita!

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/04/light-bulb-2632075_960_72011.jpg|_|Hoy entre las instalaciones que aprovechan la energía solar el primer lugar lo ocupan claramente las fotovoltaicas, que permiten transformarla en una corriente eléctrica. ;;https://salus-controls.es/2022/03/25/ventajas-de-los-colectores-solares/;;Ventajas de los colectores solares;;

Hoy entre las instalaciones que aprovechan la energía solar el primer lugar lo ocupan claramente las fotovoltaicas, que permiten transformarla en una corriente eléctrica. Sin embargo, los colectores solares también pueden ser una excelente elección para una casa o una empresa. Obtienen del sol energía térmica, que a continuación puede ser utilizada de diferentes formas. Comprueba cuáles son las ventajas de los colectores solares y si merece la pena invertir en ellos.

Colectores solares: energía térmica gratuita

El sol aporta muchos beneficios al hombre y a los demás organismos que viven en la Tierra. Las modernas tecnologías nos permiten aprovecharlo aún en mayor medida. Una de estas tecnologías son los colectores solares, que permiten obtener energía térmica de la radiación solar. Pueden utilizarse, por ejemplo, para:

Es un calor totalmente gratuito que, además, es obtenido de una fuente renovable. Los colectores solares pueden ser un complemento ideal de otros sistemas de energía y calefacción modernos, tales como los paneles fotovoltaicos o las bombas de calor. Son especialmente adecuados allí donde se presenta una gran demanda de energía térmica, pero pueden aportar beneficios en cualquier lugar. Son menos universales que los paneles fotovoltaicos, que obtienen energía eléctrica del sol, pero también pueden garantizar un importante ahorro. ¿Cuánto? Eso depende principalmente del tamaño de la instalación y del rendimiento del equipo elegido.

Colectores solares con numerosas aplicaciones

Gracias a los colectores solares realmente se puede obtener «solo» energía térmica, pero esta puede ser utilizada de muchas formas. La aplicación más popular es para calentar el agua caliente sanitaria. Con una instalación bien elegida no hay problemas para garantizar la cantidad adecuada de ACS, incluso en invierno, cuando el sol brilla tan solo durante unas horas al día. Gracias a esto los colectores ayudan a reducir el consumo de energía necesaria para calentar el agua hasta en un 70%, garantizando un importante ahorro. Además, el calor de los colectores puede emplearse para calentar una piscina en casa. Gracias a eso la temporada puede alargarse un poco y los baños son siempre agradables.

Otra forma de utilizar el calor de los colectores es ayudar al sistema de calefacción central. Los colectores no pueden ser utilizados como único elemento de calefacción, pero ayudan a reducir las facturas por el uso de un horno eléctrico o una caldera de combustible sólido. Son especialmente útiles durante los días más fríos de primavera y verano: el calor obtenido del sol puede calentar las habitaciones sin necesidad de encender el horno.

Colectores solares para todo el año

Una gran ventana de los colectores solares es su eficiencia. Pueden funcionar durante todo el año. Por supuesto, debido a la intensidad de la luz solar, la alta temperatura y los días más largos, la producción de calor es más eficiente en verano, pero durante un invierno soleado también se puede contar con una cantidad bastante grande de energía obtenida de los colectores. Un sistema solar debidamente elegido te servirá independientemente de la estación del año, garantizando un ahorro en el presupuesto del hogar o la empresa.

Colectores solares: ecológicos y energéticamente eficientes

Los colectores solares son totalmente ecológicos, ya que utilizan únicamente energía renovable. No emiten CO2 ni contaminan el medio ambiente de ninguna otra forma, a diferencia de la mayoría de las fuentes de energía. En verano pueden cubrir incluso la totalidad de la demanda de energía necesaria para calentar el ACS, gracias a lo cual ayudan a ahorrar. Por lo tanto, es un sistema que te ayudará a vivir de forma más ecológica y, al mismo tiempo, a reducir las facturas elevadas.

Colectores solares: comodidad de uso

Otra virtud muy importante de los colectores es su comodidad de uso. No es necesario controlar su funcionamiento de ninguna forma: ellos mismos generan energía térmica a partir de la radiación solar. Gracias al controlador de la oferta de SALUS Controls (PCSOL201) es posible controlar su estado y la distribución de calor. Montados en el tejado son prácticamente invisibles y no influyen de forma negativa en la comodidad de vida ni en el aspecto del edificio. También son muy duraderos y prácticamente libres de averías: bien elegidos te servirán durante mucho tiempo.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/03/smart-home-3920905_960_7201.jpg|_|En su lugar está ganando popularidad el suelo radiante: invisible, cómodo y económico.;;https://salus-controls.es/2022/03/25/ventajas-del-suelo-radiante/;;Ventajas del suelo radiante;;

Los radiadores en casa son una solución estándar y evidente, pero ¿es la mejor? Resulta que cada vez más personas renuncian a esta forma de calentar las habitaciones. En su lugar está ganando popularidad el suelo radiante: invisible, cómodo y económico. ¿Merece realmente la pena invertir en él? Comprueba qué ventajas tiene este sistema de calefacción.

El suelo radiante garantiza una mejor distribución de la temperatura

Uno de los principales motivos por los que el montaje de un suelo radiante tiene sentido es la distribución óptima de temperatura que se consigue gracias a él. Para el hombre es mucho más beneficiosa y más cómoda una situación en la que la temperatura más alta se encuentra en los pies y la más baja en la cabeza. Y ese es el efecto que permite conseguir el cada vez más popular suelo radiante. Ayuda a garantizar un buen estado de ánimo y a aprovechar mejor el calor que, como es sabido, sube hacia arriba.

¡Pero eso no es todo! El suelo radiante también garantiza una distribución uniforme de temperatura en todo el interior. Los radiadores solo calientan localmente y el calor que emiten se distribuye por la habitación con una eficiencia no demasiado buena. Como resultado cerca del radiador puede hacer bastante más calor que en el otro extremo de la habitación. Con el suelo radiante este problema desaparece, ya que está montado en toda la superficie de la habitación y proporciona calor de manera uniforme.

El suelo radiante es económico

Una buena distribución de temperaturas también influye en un aprovechamiento considerablemente más eficiente de la energía. Gracias a esto el suelo radiante es más económico en su uso que la tradicional calefacción por radiadores. Para una misma temperatura la sensación de calor es más intensa si se utiliza el suelo radiante. Por ese motivo para garantizar la misma comodidad térmica se puede bajar la temperatura 1-2 grados. A escala anual esto puede ayudar a reducir claramente el coste de la calefacción. ¡El ahorro puede llegar a ser de hasta un veinte por ciento!

Mayor humedad del aire, menos polvo

El carácter específico del suelo radiante también hace que permita limitar la cantidad de polvo en el aire y mantener una humedad óptima. En primer lugar, elimina la necesidad de montar radiadores, que acumulan polvo. En segundo lugar, proporciona calor por radiación, gracias a lo cual no provoca movimientos del aire como lo hace la calefacción por radiadores. Los radiadores suministran calor por radiación y convección, que provoca un movimiento del aire hacia arriba. Además, para una temperatura por encima de 55°C en los radiadores el polvo se quema en los mismos. El suelo radiante limita el movimiento del aire, por lo que evita en gran medida el levantamiento del polvo y ayuda a mantener una humedad óptima del aire, contribuyendo a reducir la reproducción de ácaros. Gracias a esto es más beneficioso para los alérgicos y facilita mantener la limpieza.

El suelo radiante proporciona más posibilidades de decoración

A menudo los radiadores limitan la posibilidad de amueblar una determinada habitación. Ocupan un valioso espacio y a veces están situados de manera bastante desafortunada. Al elegir el suelo radiante no hay que preocuparse de la colocación de los radiadores ni de su influencia sobre el diseño de la decoración de un determinado interior. Muchas personas también afirman que los radiadores atestan y afean innecesariamente el espacio. La solución es el suelo radiante, que es totalmente invisible.

Tan solo hay que recordar que su uso introduce otro tipo de limitación para la decoración. Al utilizar el suelo radiante hay que elegir con cuidado los materiales de acabado del suelo. Se deben utilizar materiales que conduzcan bien el calor. Los mejores son la piedra, la cerámica y la terracota, aunque pueden utilizarse paneles o parqué. En la mayoría de los casos, sin embargo, hay que renunciar a las alfombras.

El suelo radiante funciona perfectamente con los sistemas modernos

El suelo radiante es simplemente más moderno que los radiadores. Combina eficiencia energética y comodidad. Funciona perfectamente con sistemas avanzados que utilizan fuentes de energía renovable: bombas de calor o instalaciones fotovoltaicas. También es ideal para su aplicación con domótica y sistemas de casa inteligente, ya que permite un control preciso de la temperatura. En la oferta de SALUS Controls encontrarás una amplia selección de productos adaptados para funcionar precisamente con el suelo radiante.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/03/NWVhjdJ11.png|_|El microclima adverso que reina en los edificios no solo rebaja el estado de ánimo de los adultos, también el estado psicofísico de los niños, que enferman más a menudo y asimilan peor los conocimientos.;;https://salus-controls.es/2022/03/25/que-temperatura-en-casa-es-la-mejor-para-la-salud/;;¿Qué temperatura en casa es la mejor para la salud?;;

La influencia de la temperatura en nuestro estado de ánimo es enorme. Un trabajo eficiente, un sueño correcto, un buen humor: las condiciones térmicas de las habitaciones utilizadas influyen en todo esto. La temperatura que reina en casa decide cómo nos encontramos. Aún más, un equilibrio térmico adecuado de casas y pisos ayuda a la salud del aparato respiratorio, el aparato circulatorio y también condiciona la energía vital del hombre. La comodidad térmica en las casas que no están ni calentadas en exceso ni enfriadas hasta temperaturas demasiado bajas reduce nuestra morbilidad, en particular de catarro de las vías respiratorias superiores.

La salud comienza en casa

Además de una buena ventilación, una gran dosis de luz solar, una humedad adecuada y también unas condiciones apropiadas para el sueño, el equilibrio térmico es una característica clave de una casa confortable.

¿Por qué ocurre esto?

Porque la casa es el entorno más próximo al hombre, el lugar para «cargar las pilas». Últimamente también trabajamos en casa muy a menudo, por lo que nuestro funcionamiento en un plano social y psicológico depende de las condiciones reinantes en ella. No solo se trata de la comodidad térmica, sino de la comodidad de la vida diaria. En otras palabras, cuando la temperatura de las habitaciones está adaptada a sus funciones – adecuada en el salón, el baño, el dormitorio, etc. – nos sentimos mejor y aprovechamos de manera más efectiva el espacio de la casa. La temperatura que regulamos en las habitaciones depende de nuestras necesidades.

El microclima adverso que reina en los edificios no solo rebaja el estado de ánimo de los adultos, también el estado psicofísico de los niños, que enferman más a menudo y asimilan peor los conocimientos.

A esto se suma el cambio de nuestro estilo de vida en los últimos años: pasamos cada vez menos tiempo al aire libre, cada vez más en edificios en los que nos relajamos, desarrollamos nuestra vida social y profesional.

La complicada situación epidemiológica en el mundo con la que nos enfrentamos desde hace un año y medio acentúa aún más el peso de los argumentos que hablan de un cambio de estilo de vida de las personas en relación con el siglo pasado. Es un hecho que pasamos en las habitaciones decididamente más tiempo que antes. La temperatura de los interiores por fuerza tiene que influir sobre nosotros de manera similar a la que influye el tiempo o las condiciones atmosféricas: ayuda o dificulta la actividad natural. Al estar en casa durante largas horas, durante días enteros, deberíamos velar por que su microclima sea lo más beneficioso posible para nosotros.

¿Qué temperatura en las diferentes habitaciones?

Para empezar, la temperatura en los interiores domésticos debería estar adaptada a las necesidades individuales de los habitantes. Aunque ciertas normas se aplican para todos.

La comodidad térmica de los interiores se rige por sus propias reglas y está íntimamente relacionada con la fisiología del organismo humano. Merece la pena conocer el justo medio. Por una parte, unas temperaturas bajas durante mucho tiempo (se considera que por debajo de 18℃) provocan un enfriamiento del organismo, un descenso de la eficiencia y una mayor susceptibilidad a las infecciones. Por otra parte, una temperatura de los espacios utilizados por encima de los 21℃ hace que comiencen a secarse las mucosas de las vías respiratorias y las conjuntivas, lo que también reduce la resistencia a las infecciones y crea unas condiciones para el desarrollo de alergias, asma. El sobrecalentamiento también contribuye a los trastornos de la concentración, una mayor sudoración (es decir, pérdida de electrolitos) e incluso problemas cardíacos.

¿Qué temperatura es óptima? En el salón/la oficina unos 20℃. Con estos parámetros de calefacción normalmente nos sentimos mejor, estamos más concentrados, llenos de vigor y, por lo tanto, productivos. Una temperatura por encima de 21℃ (hasta 25℃) es la más adecuada en el baño durante la ducha.

En principio, en la cocina la temperatura debería ser más baja que en el salón (la habitación en la que estamos más frecuentemente), ya que la calentamos sistemáticamente al cocinar las comidas. Así que parece que aquí 19℃ es una temperatura óptima.

Con toda seguridad aumentará nuestra satisfacción ser conscientes de que el edificio es neutro para el medio ambiente y energéticamente eficiente. Nos gusta saber que nuestra casa no contamina la naturaleza, valoramos el hecho de que sea económica, que suponga un ahorro en el presupuesto doméstico. Estos factores también aumentan el prestigio y mejoran la valoración social de los hogares.

Temperatura adecuada = sueño saludable

El sueño es una necesidad fisiológica básica del organismo, sin el cual el hombre no puede funcionar correctamente. Por ese motivo la temperatura de la habitación en la que dormimos es otro importante aspecto de esta cuestión.

El sueño regenerador vale su peso en oro – devuelve la energía, ayuda a evitar enfermedades – pero, a pesar de las apariencias, su higiene requiere cumplir las condiciones adecuadas.

¿Qué influye en un sueño saludable?

Se acepta que la temperatura ideal para el sueño son 17-19 ℃, es decir, más baja que para la actividad que realizamos a lo largo del día. En el dormitorio deberíamos sentir claramente algo más de fresco que en el salón.

Merece la pena recordar esto, ya que al sobrecalentar la habitación en la que dormimos obligamos al organismo a poner en marcha el mecanismo de termorregulación. Aumenta la circulación sanguínea y el cuerpo se baña en sudor. Al concentrarse en un continuo enfriamiento nuestro organismo no descansa como debería. Nuestro sueño es ligero, intranquilo. Por la mañana nos levantamos mojados, debilitados, con menos reflejos y escasas ganas de pasar a la acción. Pero no solo las condiciones «de invernadero» reducen la calidad del sueño. También aparecen consecuencias negativas en la situación contraria. Si en el dormitorio hace demasiado frío nos levantamos helados, con catarro y dolor de garganta.

Teoría y realidad

A pesar de que los valores de temperatura indicados para las diferentes habitaciones de la casa parecen ser universales y estar bien promediados, la temperatura óptima para el trabajo, el baño o el sueño puede ser distinta para cada uno. La percepción del calor es una cuestión muy individual.

En la percepción del calor puede influir todo: la edad, el género, el estado de salud, las emociones, nuestro estado de ánimo un determinado día. Por ese motivo, para adaptar el funcionamiento de la calefacción merece la pena equipar la casa con sistemas de control modernos.

Los controladores de temperatura de habitación, los centros de conexiones, los actuadores, los cabezales de radiador inteligentes: he aquí dispositivos que garantizan el mayor control de los parámetros de calefacción. Vigilan la temperatura que reina en casa.

Recordemos que de las condiciones en la vivienda que influyen en la salud y el estado de ánimo del hombre las más importantes son: la calidad del aire, la temperatura y la humedad. Podemos influir positivamente sobre todos estos factores invirtiendo en tecnologías modernas dirigidas al sector de la construcción y las instalaciones.

SALUS Controls: decide qué temperatura hay en tu casa

Los sistemas de control de la calefacción SALUS Controls permiten un cambio sencillo de los parámetros de calefacción en función de la hora del día, la actividad de los habitantes o el destino de una determinada habitación. Gracias a ellos también podemos limitar la calefacción de habitaciones no utilizadas o reducir la temperatura en ellas cuando permanecemos fuera de casa durante mucho tiempo, lo que se traduce en un menor consumo de combustible para calefacción.

Los controladores de temperatura y los demás elementos de los sistemas de control son muy elásticos. El control individual de la temperatura de las habitaciones permite influir de manera sencilla y rápida en el clima de la casa: allí donde es necesario hace más calor y allí donde es necesario hace más fresco. Sin embargo, en una situación en la que nuestras necesidades cambian de repente, por ejemplo, queremos que haga más calor en el dormitorio, no en el salón, porque nos hemos resfriado y estamos en la cama, con un clic en la aplicación móvil cambiamos los ajustes actuales. Los algoritmos de control adaptan la temperatura a las nuevas indicaciones.

Una serie de productos en la que merece la pena interesarse especialmente es la línea SALUS Smart Home, que permite no solo el control de la calefacción, sino también la creación de una casa inteligente según las preferencias personales.

¿Por qué está formado SALUS Smart Home?

El sistema inteligente lo forman dispositivos que permiten el control y la regulación de la temperatura de forma individual en cada habitación desde cualquier lugar del mundo (a través de internet). También permiten controlar el funcionamiento de la caldera, la bomba de calefacción central, ACS u otro dispositivo de calefacción/refrigeración. Además de los controladores de temperaturas alimentados desde la red o por baterías, la serie incluye:

  1. la puerta de enlace UGE600 (todos los dispositivos conectados a ella pueden controlarse a través de la aplicación móvil)
  2. centros de conexiones KL08RF y KL04RF (módulo de ampliación) para el control del calentamiento/enfriamiento superficial
  3. cabezales termostáticos inalámbricos TRV
  4. módulos de control
  5. Smart Plugs (que permiten controlar los dispositivos de hasta 3600W de potencia)
  6. sensores: de apertura de puertas/ventanas, de inundación, de humo, de movimiento

La configuración, el proceso de emparejamiento y conexión entre los dispositivos en la aplicación móvil es sencillo e intuitivo. SALUS Smart Home es uno de los sistemas con un manejo más sencillo y un funcionamiento más eficiente disponibles en el mercado.

¿Por qué el control de la calefacción es una solución sin la cual una casa no puede ser económica y moderna?

Puesto que solo gracias a un control inteligente de la instalación de calefacción conseguimos:

Resumiendo, los sistemas inteligentes de control de la calefacción solo aportan beneficios a los habitantes de la casa. Un horario de temperaturas adaptado no solo al estilo de vida, sino también a las necesidades del organismo es para nosotros beneficioso en todos los aspectos: saludable, psicológico, social y profesional.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/03/A1-1920x500-v3-11.jpg|_|ZigBee es un protocolo de transmisión de datos en redes inalámbricas empleado para la comunicación bidireccional entre dispositivos. ;;https://salus-controls.es/2022/03/25/la-red-zigbee-que-es-realmente-y-donde-se-utiliza/;;La red ZigBee: ¿qué es realmente y dónde se utiliza?;;

Smart Home se ha instalado en nuestros salones. La creación de redes domésticas (PAN – Personal Area Networks) se ha convertido en una necesidad, puesto que casi todo el mundo tiene hoy día al alcance de la mano soluciones que mejoran la comodidad y la economía de la casa: controladores, sensores, enchufes inteligentes, controladores de temperatura. Los dispositivos que trabajan en la casa deben funcionar rápido, mutuamente conectados. Por eso los fabricantes de nuevas tecnologías proponen a los clientes herramientas cada vez mejores, que sirven para crear conexiones y dependencias entre los aparatos domésticos. Sin embargo, para que los dispositivos puedan comunicarse inalámbricamente necesitan una vía de transmisión de datos adecuada, es decir, lo que se denomina un protocolo de comunicación. Como ZigBee.

La tecnología ZigBee y la domótica

ZigBee es un protocolo de transmisión de datos en redes inalámbricas empleado para la comunicación bidireccional entre dispositivos. El carácter bidireccional de la comunicación significa que cada dispositivo puede tanto recibir como emitir una señal. El sistema fue creado en el año 2002 por la organización ZigBee Alliance, que hasta ahora se encarga de su desarrollo y promoción. La principal característica del nuevo estándar de comunicación debía ser un reducido consumo de energía y una estructura sencilla y económica. Y se ha conseguido. Numerosas marcas tecnológicas colaboran con la organización ZigBee Alliance, por ejemplo, Philips, Siemens, Samsung, Amazon, Bosch.

Es realmente difícil imaginarse Smart Home sin la tecnología ZigBee. Se utiliza para la gestión de dispositivos que facilitan el uso diario de la casa (control de la iluminación, persianas enrollables, calefacción), pero también para aumentar la seguridad (sensores, alarmas).

No se trata únicamente de un control remoto de los dispositivos, sino de la creación entre ellos de dependencias ideadas por el usuario. Por ejemplo: cuando el sensor de movimiento detecta la presencia de un habitante se envía una señal, como consecuencia de la cual se enciende la luz, se cierran las persianas enrollables, aumenta la temperatura. Esto tiene lugar automáticamente, sin intervención del hombre: una vez programados, los dispositivos se envían mutuamente señales para «actuar». La moderna automatización de edificios se basa en escenarios (reglas, dependencias) que crea el mismo usuario, según sus propias necesidades.

Ventajas de ZigBee

El sistema ZigBee fue creado para el servicio de una red doméstica (PAN) y es muy útil para esto. Sus principales valores son:

¿Cómo está organizada la red ZigBee?

La red doméstica ZigBee puede estar organizada según tres tipologías: estrella, árbol y malla (también: red, mesh). Se trata de que los elementos que funcionan en ella – el coordinadorel amplificador de la señal los dispositivos actuadores finales – realicen bien el esquema de comunicación y, por lo tanto, cumplan su función en una casa automatizada.

Estrella

Tipología sencilla empleada, por ejemplo, en Bluetooth. El coordinador es un dispositivo único y todos los demás están subordinados a él (slave): se comunican directamente con el coordinador y solo con él.

Árbol

Esta tipología tiene una estructura jerárquica. El coordinador es la «raíz» y gestiona las «ramas». Cada nodo contiene elementos subordinados. Los dispositivos finales (actuadores) solo pueden encontrarse al final de las ramas, no se comunican con otros. Tan solo ejecutan las «órdenes». En este esquema aparecen con más frecuencia retrasos en la transmisión.

Malla (mesh)

La tipología de malla no es jerárquica. Aquí cada dispositivo puede comunicarse con los demás: directamente o con ayuda de un dispositivo mediador. Esta característica mejora la funcionalidad del sistema, por eso se considera que es el mejor tipo de organización de la red ZigBee.

La red ZigBee en la tecnología SALUS Controls

La tecnología SALUS Controls se basa en una tipología de malla: tras la instalación del coordinador es necesario instalar los dispositivos alimentados con tensión (estos se convierten al mismo tiempo en repetidores de la red) y solo al final los dispositivos alimentados por baterías. Gracias a esto la comunicación entre todos los elementos es rápida y fluida.

En el estándar ZigBee los dispositivos son coordinados a través de una puerta de enlace, que en la red los une a todos en un sistema coherente. En la opción de control online es también el conector de la red doméstica con el mundo exterior. En combinación con la aplicación web la puerta de enlace permite el control de la casa desde cualquier lugar.

ZigBee, Wi-Fi, Bluetooth: ¿en qué consiste la diferencia?

Wi-Fi (Wireless Fidelity) es una forma de comunicación inalámbrica utilizada en todo el mundo. Se emplea tanto en redes PAN (domésticas) como en todo tipo de lugares públicos. ¿En qué se diferencia del protocolo ZigBee? Ante todo, consume más potencia. Aparte de eso, ZigBee crea una red de conexiones entre los dispositivos que amplía el alcance hasta 100m. Un dispositivo emite una señal a más o menos 10 metros. En el caso del Wi-Fi son necesarios repetidores adicionales, que aumentan el alcance de la red a través de una malla. A su vez, ambos estándares están por encima en cuanto a su alcance de la tecnología Bluetooth: aquí el alcance solo son 10m. El consumo de energía es bajo, aunque la transferencia de datos requiere la comunicación con otro dispositivo que soporte este protocolo. Los equipos deben «buscarse», «verse». Bluetooth es utilizado principalmente en dispositivos móviles.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2022/03/post-blog-1920x500-x31.jpg|_|Smart Home, una red inteligente de automatización de edificios, ofrece a los usuarios la posibilidad de adaptar las funciones del hogar a sus necesidades.;;https://salus-controls.es/2021/08/12/sensores-de-seguridad-en-su-casa/;;Sensores de seguridad en su casa;;

Smart Home, una red inteligente de automatización de edificios, ofrece a los usuarios la posibilidad de adaptar las funciones del hogar a sus necesidades. Puesto que la comunicación entre dispositivos puede tener lugar sin demasiada intervención humana (por ejemplo, mediante la programación de escenarios OneTouch), su control es cada vez más cómodo y útil. La civilización se desarrolla tan rápidamente que es difícil predecir qué sistemas avanzados nos acompañarán en el futuro. No obstante, sabemos que la comodidad de vivir, la ecología y el consumo económico de energía no cierran el tema. Smart Home, gracias a los sensores de seguridad más modernos, también protege la casa contra eventos no deseados.

Hogar inteligente, seguridad inteligente

Si bien el control de las funciones del hogar con botones, smartphones, ordenadores o comandos de voz contribuye a hacer la vida más fácil y agradable, las personas no siempre buscan sólo la comodidad. En la actualidad, el uso de la automatización de edificios es mucho más amplio. Las tecnologías inteligentes avisan de las posibles averías y hacen la vida más fácil a las personas mayores y discapacitadas (y a sus cuidadores).

Al entrar en el sector del hogar inteligente, la marca SALUS Controls también se ha ocupado de este aspecto. A pesar de que la idea principal de la empresa se centra en el control inteligente de la calefacción, una gran ventaja del sistema SALUS Smart Home es que cuida la seguridad de los usuarios.

Gracias a la instalación de productos de la serie Smart, podrá, por ejemplo, ir al trabajo o de compras y dejar en casa a la persona a la que cuida. Aquí le ayudarán los escenarios de OneTouch. Si alguien en casa se siente mal y pulsa el botón de alarma, recibirá un mensaje de texto automático con un texto predeterminado y podrá ayudar a tiempo. Es una idea brillante. Y realmente funciona.

Averías y eventos inesperados: ¿de qué le protegerán los sensores de seguridad?

Vale la pena saber que, además de simplificar las actividades cotidianas, optimizar el gasto y el entretenimiento, las soluciones inteligentes son una gran protección contra eventos aleatorios desagradables. Naturalmente, ninguna tecnología puede proteger a una persona contra todas las amenazas, pero en muchas situaciones merece la pena confiarle sus bienes. Hay que recordar que la vigilancia no resolverá todos los problemas.

¿A qué elementos de protección del hogar debería prestarse atención?

La señalización de incendios no es sólo la detección local de humo y la activación de una sirena de alarma. En el sistema SALUS Smart Home la detección de humo va seguida automáticamente del envío de un aviso al usuario (SMS, correo electrónico). De la misma manera, en el caso de detectar agua (por inundación en el baño, cocina, avería en el acuario) o abrir puertas o ventanas. Lo que es más, si creamos una regla OneTouch de este tipo, el sistema no sólo enviará una notificación sobre la inundación, sino que, utilizando el enchufe SPE600 o el relé SR600, cerrará el suministro de agua, impidiendo que se produzcan más daños.

De este modo, si usted está fuera y ocurre algo alarmante en casa, recibe un mensaje y un margen de tiempo para reaccionar. Incluso si usted vigila su vivienda, las cámaras no siempre captan lo que registran los detectores de averías específicos. El funcionamiento de algunos electrodomésticos, como la nevera o la lavadora, debe controlarse directamente. ¿Y si, después de salir de casa, no está seguro de haber cerrado la ventana? Puede comprobarlo a distancia en la aplicación SALUS Smart Home (detector de apertura). También puede recibir una notificación cuando una persona no autorizada se encuentre en su garaje (detector de movimiento).

Otra función de seguridad muy útil del sistema SALUS Smart Home es la simulación de presencia de los habitantes. Gracias a la iluminación inteligente y a las persianas enrollables, los interiores vacíos "fingen" que sus habitantes todavía están en casa. ¿Para qué? Al dar la impresión de actividad de los miembros del hogar, el sistema engañará a un posible ladrón y protegerá la casa de los robos. ¿Cómo? Mediante la creación y activación de un programa de simulación, las luces de las habitaciones se encenderán a horas determinadas y luego, por ejemplo, después de varios minutos, se apagarán. Del mismo modo, las persianas se bajan al atardecer y se suben por la mañana.

¿Qué dispositivos inteligentes mejorarán la seguridad de su hogar?

¿Qué necesita para programar los escenarios mencionados para reforzar la seguridad de su hogar? En primer lugar, los pilares del sistema SALUS Smart Home, es decir, la puerta de enlace y la aplicación móvil. Además:

Veamos con más detalle los dispositivos seleccionados.

Botones de Internet del sistemaSALUS Smart Home SB600, CSB600: activadores de eventos inalámbricos. Activan uno (CSB600) o dos (SB600) eventos (por ejemplo, apagar las luces o la calefacción). CSB000 (panic button: un modelo con tapa), al enviar una alerta preestablecida, puede servir de botón de alarma.

Detector de humo SD600: el dispositivo detecta la presencia de humo. Se puede utilizar de forma independiente, sin la puerta de enlace UGE600 ni la aplicación móvil, pero solo como parte del sistema SALUS Smart Home tiene la función de notificar sobre amenazas.

Detector de fugas WLS600: detector de fugas resistente al agua que detecta el agua en la superficie debajo de él o en los contactos de los cables conectados a él. La cooperación de los dispositivos del sistema SALUS Smart Home permite cerrar la válvula cuando se detecta una fuga y enviar al usuario una notificación gratuita de la avería.

Detector de aperturaOS600/SW600: dispositivo inalámbrico que trabaja en cooperación con los controladores de la serie Smart Home. Permite programar la desconexión de la calefacción de una habitación durante la ventilación/apertura de una ventana o puerta. Como parte del sistema, también permite recibir notificaciones sobre la apertura.

Detector de movimiento MS600: en combinación con un enchufe inteligente (SPE600) o un relé (SR600), el detector permite encender o apagar la iluminación cuando se detecta movimiento.

Smart Plug SPE600: un enchufe inteligente (toma de corriente de extensión) equipado con una protección contra la sobrecarga. Permite controlar los dispositivos conectados a él. ¿Qué más puede hacer? Indica el historial de consumo de energía (aplicación), aumenta el alcance de las redes ZigBee y funciona con Amazon ALEXA (control por voz).

SR600 (Smart Relay): relé inteligente para equipos alimentados con energía eléctrica (por ejemplo, calderas, bombas, iluminación) y sin energía (por ejemplo, centralitas de alarma, controladores de puertas, detectores de apertura), diseñado para funcionar en una caja de interruptores, en una toma de corriente o en cualquier lugar en el que sea necesario controlar una carga (potencia máxima de carga: 16A). Puede utilizarse como un dispositivo de entrada (entrada al sistema), lo que significa que con el SR600 y el panel de control existe la opción del "modo de suspensión" de la vivienda cuando la alarma está armada: bajar las persianas (aquí también será necesario utilizar el RS600), apagar las luces, bajar la temperatura (activando la regla OneTouch). El Smart Relay amplía el alcance de la red ZigBee. Se puede emparejar directamente con el mando, como único elemento del sistema inteligente, ya que los demás funcionan a través de OneTouch. Corta/permite el suministro de energía, al igual que un enchufe inteligente.

Seguridad con SALUS Smart Home: para recordar:

¿Cómo afecta el sistema SALUS Smart Home a la seguridad de su hogar y de su casa?

NOTA: Los productos de la serie Smart Home sólo funcionan con la puerta de enlace y la aplicación SALUS Smart Home. La excepción es el detector de humo (SD600), que también funciona independientemente del sistema y detecta el humo localmente (sirena acústica sin notificación por SMS).

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2021/08/cover.jpg|_|Se acerca la época más calurosa del año. Una época en la que la calefacción no es una de nuestras prioridades. ;;https://salus-controls.es/2021/08/11/ventiloconvectores-caracteristicas-y-tipos/;;Ventiloconvectores: características y tipos;;

Se acerca la época más calurosa del año.  Una época en la que la calefacción no es una de nuestras prioridades. Empezamos a buscar formas de enfriar eficazmente nuestro espacio doméstico y de oficina. Teniendo en cuenta el clima actual de Polonia, con sus olas de calor casi tropicales en los meses de verano, seguro que a algunos de ustedes les gustaría enfriar sus interiores con un único aparato universal. Acondicionar los edificios significa mantener las condiciones adecuadas dentro de ellos, independientemente del tiempo y de la estación del año. Desde el punto de vista práctico: calentar o enfriar. En tal situación, vale la pena considerar la instalación de un ventiloconvector.

¿Qué son los ventiloconvectores?

Los ventiloconvectores son dispositivos de calefacción y refrigeración diseñados para mantener una temperatura óptima en una habitación. ¿Cómo funcionan? En términos más sencillos, funcionan según el principio de intercambio de calor con el entorno a través de los ventiladores. Se trata de una solución práctica que se utiliza desde hace tiempo en los edificios públicos. El ventiloconvector calienta, enfría o calienta y enfría el interior. El medio de funcionamiento (calefacción, refrigeración) es el agua.

Los venconvectores de aire acondicionado se suelen utilizar en grandes edificios (edificios de oficinas, auditorios, salas de cine), si bien no hay contraindicaciones para instalarlos también en casas particulares para aumentar el confort de los habitantes. Se requiere disponer de un sistema de refrigeración.

Principales ventajas de los ventiloconvectores

¿Cuáles son los diferentes tipos de ventiloconvectores?

Ventiloconvectores: desglose por tipo de construcción

  1. Ventiloconvectores de dos y cuatro tubos
  2. Ventiloconvectores de ventilador e inducción

Un equipo de dos tubos es aquel que sólo tiene un intercambiador de calor y, por tanto, calienta o enfría (requiere cambiar de refrigeración a calefacción y de calefacción a refrigeración) en función de las necesidades de la temporada. Un aparato con dos intercambiadores de calor (un refrigerador y un calentador), y que por tanto funciona en ambos modos simultáneamente, es un ventiloconvector de cuatro tubos.

El ventiloconvector comúnmente utilizado (llamado fan-coil, como su nombre indica), funciona a base de un ventilador (que hace circular el aire). En cambio, el ventiloconvector inductivo no tiene ventilador, sino que utiliza la fuerza de inducción del aire exterior. El aire se succiona, se dirige al intercambiador, se calienta/enfría y, a continuación, se expulsa desde la sección que lo suministra a la habitación.

Ventiloconvectores: desglose por método de montaje

  1. Suelo radiante: se instala en una carcasa empotrada en el suelo
  2. Bajo techo: dependiendo de la variante, se monta horizontal o verticalmente
  3. Cassette: la variante más popular, montado en el techo suspendido
  4. En la pared: diseñado para colocarse en la pared

En resumen, la mayoría de los ventiloconvectores del mercado ofrecen: una instalación sencilla, fácil acceso y un funcionamiento económico y eficiente en espacios comerciales y residenciales. No obstante, su funcionalidad puede ampliarse.

¿Cómo aumentar la eficiencia de un ventiloconvector?

A través de un moderno control automático. Un sistema de control correctamente seleccionado de este dispositivo universal puede evitar el sobrecalentamiento o la refrigeración excesiva del interior.

En el ámbito del control de ventiloconvectores, la empresa SALUS Controls ofrece el controlador multifuncional de sala FC600, diseñado para regular el funcionamiento de los ventiloconvectores de dos o cuatro tubos.

¿Por qué el FC600?

Los usuarios de una instalación controlada por el FC600 notan un aumento del confort térmico. Este dispositivo está equipado con el algoritmo de control TPI. Controla el ventilador y las válvulas para alcanzar y luego mantener la temperatura establecida en la habitación. En un sistema de dos tubos, la salida V1 controla la calefacción y la refrigeración, en un sistema de cuatro tubos, la salida V1 controla la calefacción y la salida V2 controla la refrigeración.

SALUS Controls ofrece también un módulo de control adicional, el FC600-M, diseñado para ventiloconvectores o radiadores empotrados controlados por una señal de 0...10V. Este dispositivo complementa al controlador FC600. ¿Cómo funciona? Controla suavemente la velocidad del ventilador ajustando la tensión en el rango de 0V a 10V. Así mismo, controla dos actuadores eléctricos (válvula de calefacción y de refrigeración).

Con nuestro controlador programable es posible hacer funcionar con éxito los radiadores empotrados o los calentadores de agua con ventilador incorporado. Gracias a sus múltiples ajustes y configuraciones (el FC600 funciona según los horarios), puede utilizarse tanto en grandes edificios comerciales como en oficinas, hoteles y viviendas. La principal ventaja es la mejora del control de la temperatura y la supervisión continua de los parámetros de calefacción/refrigeración, también a través de Internet. Con la opción de control en línea, el FC600 debe combinarse con la puerta de enlace de Internet disponible en la oferta de SALUS Controls (modelo UGE600). Tras conectarse a Internet, el controlador se actualizará automáticamente.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2021/08/Cover4.jpg|_|La primavera está en el horizonte. El tiempo de descanso de nuestros sistemas de calefacción se acerca rápidamente.;;https://salus-controls.es/2021/07/26/sistema-de-calefaccion-fuera-de-temporada/;;Sistema de calefacción fuera de temporada;;

La primavera está en el horizonte. El tiempo de descanso de nuestros sistemas de calefacción se acerca rápidamente. Durante las estaciones frías, los radiadores y los bucles del suelo funcionan a pleno rendimiento. Con todo, no hay que olvidarlas durante los meses de calor. La primavera y el verano son un buen momento para renovar a fondo, no sólo los edificios, sino también los elementos del sistema de calefacción de los hogares, las escuelas y los lugares de trabajo.

Renovación paso a paso

Es un buen hábito comprobar regularmente el desgaste de todos los equipos que funcionan en su casa/apartamento/oficina. La prevención permite evitar sorpresas desagradables en forma de averías repentinas y altos costes de reparación, cuando se necesita algo enseguida. Cuando se trata del sistema de calefacción, parece especialmente necesario comprobar la eficacia de los aparatos que han estado funcionando durante gran parte del año.

¿Cómo hacerlo?
Aquí hay 4 puntos importantes que no deben ignorarse:

Inspección de instalaciones

Realizar una evaluación técnica periódica de la instalación de calefacción es una cuestión tanto de eficiencia de la calefacción como de su seguridad. Las irregularidades pueden aumentar los costes de funcionamiento y poner en peligro la salud y la vida de los residentes/empleados (por ejemplo, casos de intoxicación por monóxido de carbono). A la hora de decidir la inspección, es necesario comprobar no sólo la chimenea (en el caso de las calderas de combustible sólido) y la caldera, sino toda la instalación: la estanqueidad de la calefacción central y la circulación de agua caliente, el estado de las tuberías, el estado del distribuidor de la calefacción por suelo radiante.

Al revisar el estado de la chimenea, es necesario comprobar la permeabilidad y la estanqueidad de los conductos de la chimenea, así como asegurar la limpieza de los conductos de humos y de ventilación. Este servicio sólo puede ser prestado por personas con el título de maestro deshollinador o con la correspondiente licencia de construcción.

Al inspeccionar la caldera, es importante evaluar de forma fiable la eficiencia de su automatización (motores, bomba, ventilador, válvulas) y evaluar la eficiencia de la combustión. ¿Para qué sirve el análisis de los gases de combustión? Para el ajuste correcto de los parámetros de funcionamiento de la caldera. Incluye la medición de O2, CO, CO2, NOx, así como la determinación de valores como: eficiencia, pérdida por chimenea, factor de exceso de aire, tiro, etc. Cabe recordar que, como resultado de una combustión más pobre, el hollín se deposita en el intercambiador de calor, lo que aumenta el consumo de combustible de calefacción: gas, aceite combustible.

Según la normativa vigente, conviene realizar una vez al año la inspección de los elementos del sistema de calefacción, que se certifica con un protocolo adecuado.

Las siguientes acciones se realizan de forma rutinaria:

También es recomendable aprovechar la oportunidad para inspeccionar las instalaciones eléctricas y de gas de la vivienda. La inspección debe incluir: mediciones de protección contra descargas eléctricas, evaluación de las protecciones de los cuadros eléctricos y revisión de la ventilación en las salas donde se utilizan aparatos de gas.

RECUERDE:
• un sistema de calefacción que funcione eficazmente le proporcionará la cantidad de calor que necesite, utilizando el menor combustible posible: gas, petróleo, carbón o electricidad
• por razones de seguridad, encargue el mantenimiento de su sistema de calefacción únicamente a personal autorizado y cualificado

¿Cómo purgar y limpiar un radiador?

Antes de poner en marcha su sistema tradicional de calefacción por radiadores por primera vez en la temporada, es importante limpiar los radiadores de suciedad. A lo largo del verano, cuando no se han utilizado, la superficie y el interior se han ensuciado. De no eliminar la suciedad, al cabo de unos días de calentamiento, incluso no muy intenso, se levantará en el aire un desagradable olor a polvo quemado. Esto no es saludable para el tracto respiratorio humano y es peligroso para los alérgicos.

Para limpiar los radiadores, utilice cepillos de cerdas finas y paños suaves para no dañar la superficie pintada. La limpieza del interior del radiador se realiza mejor con un cepillo unido a un alambre largo que termina con un asa. Así podrá limpiar mejor a todos los rincones. A fin de acceder más fácilmente a los paneles del radiador, puede retirar la cubierta superior del radiador (la llamada parrilla) y las cubiertas laterales.

A veces se puede oír el burbujeo del agua, el silbido o el pitido en los radiadores durante la primera puesta en marcha. Estos son signos de aireación. Se ha acumulado agua con burbujas de aire en el interior de los radiadores, lo que hace imposible la distribución del calor. Por lo tanto, es necesario purgar los radiadores, equilibrar la presión en ellos y rellenar el nivel de agua.

La purga de aire se puede hacer por sí misma. A tal efecto, hay que desenroscar una válvula (situada normalmente en la parte superior del radiador) con una llave especial. El aire saldrá de la válvula, luego el aire con agua, y finalmente solo el agua; así nos aseguramos de que el radiador ha sido purgado. Se puede cerrar la válvula, igualar la presión y el nivel de agua en el sistema. La presión se puede leer en el manómetro situado en la caldera. Suele estar entre 1 y 2 bares. Si la presión es menor, se debe rellenar el sistema con agua a través de la válvula de la caldera. Para que la calefacción por radiadores funcione correctamente durante toda la temporada, puede ser necesario repetir esta operación después de algún tiempo.

Controladores: cambio de pilas y nuevos modelos

¿Qué le ayuda a ahorrar dinero en la calefacción de su casa? La respuesta es seleccionar adecuadamente los controladores. Si ya los está utilizando, limpie sus dispositivos, compruebe su estado técnico y cambie las pilas si resulta necesario. Este tipo de mantenimiento básico permitirá prescindir de las averías durante la temporada de calefacción. Considere la posibilidad de adquirir productos adicionales más modernos y elementos de control automático, que permitan la futura ampliación de la red de electrodomésticos.

¿Para qué?

Los reguladores de temperatura son eficaces para ahorrar energía (y dinero), ya que evitan el sobrecalentamiento de las habitaciones. La temperatura óptima en el interior de la casa es de unos 19-23 grados centígrados (dependiendo de las preferencias individuales). Para el confort térmico de los habitantes, es bueno asegurarse de que la temperatura de las habitaciones no sea accidental y se mantenga siempre en el nivel adecuado. También conviene recordar que hay que apagar la calefacción cuando se ventila y bajar la temperatura 3-4 grados cuando no hay nadie en casa.

¿Cómo se puede facilitar esto?

Instalando una moderna automatización de edificios. Gracias a los dispositivos de control de SALUS Controls, como el controlador Quantum SQ610, la temperatura de su casa volverá a ser confortable justo antes de que regresen los miembros de su familia. Además, gracias a los productos Smart Home, como el sensor de apertura SW600, la calefacción se apagará automáticamente en una habitación ventilada.

Edificio

Si quiere que su calefacción funcione de forma óptima, es decir, de la mejor manera posible, encárguese de comprobar el estado de su edificio con calefacción durante la temporada de primavera. En caso necesario, lleve a cabo las reparaciones pertinentes. Es especialmente importante:

El nivel adecuado de humedad (ventilación), la estanqueidad de las puertas, las ventanas, el techo y los suelos son factores fundamentales para la salud de los ocupantes y para retener en el interior el calor generado por el sistema de calefacción.

;;https://salus-controls.es/wp-content/uploads/2021/07/cover2.jpg